Análisis de sangre facilitarán la idoneidad en los tratamientos psiquiátricos

Análisis de sangre. Foto: Banco imágenes/Ministerio de Educación
EFE | jueves, 6 de marzo de 2014

La utilización de análisis genéticos de sangre o saliva, por ejemplo, en pacientes con patologías mentales permitirá en un futuro cercano identificar las variaciones genéticas que los diferencian para personalizar y escoger así los tratamientos farmacológicos idóneos en cada caso.

El profesor de Farmacología de la Universidad del País Vasco y miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental, Luis Callado, ha participado hoy en el XXII Curso de Actualización en Psiquiatría que se celebra hasta el próximo sábado en Vitoria.

Ha explicado que las líneas actuales de investigación clínica en psiquiatría posibilitarán en el futuro avances en la administración de fármacos y en la efectividad de los tratamientos, gracias al "concepto de la medicina personalizada que ya se está aplicando en otras disciplinas médicas".

Callado ha recordado que las diferencias entre los pacientes psiquiátricos provocan que un mismo fármaco tenga una respuesta más inmediata o no en cada uno, que tengan que ser diferentes las dosis para lograr una misma respuesta o la aparición de efectos adversos asociados en unos casos y en otros no.

Los recientes avances en el conocimiento del genoma humano y el desarrollo de importantes innovaciones en el campo de la psiquiatría y las neurociencias a nivel molecular han permitido "empezar a soñar con el futuro de la medicina personalizada".

Callado ha añadido que hoy se sabe que cada persona posee "miles de polimorfismos o mutaciones que lo diferencian del resto de personas" y algunos de estos "son capaces de cambiar la respuesta del individuo a diferentes fármacos e incluso aumentar o disminuir el riesgo de aparición de efectos adversos asociados a ese medicamento".

Detrás de estas variaciones, ha apuntado, puede estar la razón de que tres de cada diez pacientes con enfermedades mentales no respondan a las medicinas actualmente disponibles y que, estos avances, podrán hacer aumentar la efectividad de los fármacos.

Estas mejoras tendrán una "importante repercusión en los sistemas de salud, ya que puede servir también para reducir el enorme gasto farmacéutico actual al dar en el foco de las patologías". EFE