Desarrollan una aproximación farmacológica novedosa y original destinada al tratamiento de la sintomatología cognitiva de la esquizofrenia

Grupo de investigación del CIBERSAM coordinado por el Prof. José Meana
CIBERSAM | lunes, 19 de diciembre de 2016

El déficit cognitivo está considerado un aspecto clave en la esquizofrenia. Suele preceder al establecimiento de la enfermedad y continúa después de que los síntomas psicóticos aparezcan, siendo considerado un predictor de la discapacidad futura. Los fármacos antipsicóticos actuales tienen escaso o nulo efecto sobre la sintomatología cognitiva presente en la esquizofrenia. En la actualidad, diferentes abordajes farmacológicos tratan de incidir sobre estos déficits cognitivos.

El grupo del CIBERSAM coordinado por el Prof. José Meana, adscrito a la Universidad del País Vasco UPV/EHU ha desarrollado conjuntamente con la empresa IPROTEOS SL una aproximación farmacológica novedosa y original destinada al tratamiento de la sintomatología cognitiva de la esquizofrenia. La experiencia en evaluación farmacológica preclínica del grupo CIBERSAM y la tradición e interés en péptidos como moléculas con potencial terapéutico de la compañía IPROTEOS SL han permitido proponer un mecanismo de acción farmacológica anteriormente nunca descrito.

El compuesto IPR19 es un inhibidor de la enzima prolil-oligopeptidasa (POP), cuyos niveles se sospechan elevados en esquizofrenia y primeros episodios psicóticos. La caracterización farmacocinética y la demostración de actividad procognitiva de IPR19 en tres diferentes modelos animales de esquizofrenia acaba de ser publicada en la revista European Neuropsychopharmacology.

IPR19 se comporta como un fármaco estable, de semivida media prolongada, que atraviesa la barrera hematoencefálica en una elevada proporción y que genera actividad inhibitoria de la POP en la corteza cerebral. En ratones sometidos a administración aguda de dizocilpina (MK801), administración subcrónica de fencicilidina y tras activación inmunológica materna mediante poly(I:C), todos ellos considerados modelos validos de los diferentes síntomas de la esquizofrenia, el compuesto IPR19 demuestra actividad dosis-dependiente para revertir las alteraciones cognitivas y los déficits en la inhibición del prepulso (PPI).

Entre los test animales de cognición se ha utilizado el reconocimiento de nuevos objetos, la alternancia de tareas en laberinto en T y en laberinto radial de ocho brazos, lo que supone analizar memoria de trabajo, flexibilidad cognitiva y memoria visuo-espacial. En animales, el compuesto IPR19 no presenta toxicidad ni genera trastornos de la actividad y la coordinación locomotriz.

La colaboración público-privada entre CIBERSAM e IPROTEOS SL, empresa radicada en el Parc Cientific de Barcelona, continua con el desarrollo de este compuesto y otros análogos dirigidos al abordaje de una necesidad terapéutica no cubierta como son los déficits cognitivos de la esquizofrenia.

Artículo de referencia: Roger Prades, Eva Munarriz-Cuezva, Leyre Urigüen, Itziar Gil-Pisa, Lídia Gómez, Laura Mendieta, Soledad Royo, Ernest Giralt, Teresa Tarragó, J. Javier Meana.

The prolyl oligopeptidase inhibitor IPR19 ameliorates cognitive deficits in mouse models of schizophrenia.

European Neuropsychopharmacology DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.euroneuro.2016.11.016

Cibersam