Identifican una susceptibilidad genética en el desarrollo del síndrome alcohólico fetal

CIBERER | viernes, 23 de febrero de 2018

Una investigación coordinada por la U765 CIBERER que lidera Vicente Vicente en la Universidad de Murcia ha identificado unas variantes genéticas que junto a la exposición del alcohol durante la etapa prenatal predispondrían al desarrollo del síndrome alcohólico fetal (SAF), la forma más grave de los trastornos del espectro alcohólico fetal.

En el estudio de investigación, que acaba de publicarse en Pediatric Research, participa también el Grupo Clínico Vinculado al CIBERER que lidera Encarna Guillén en el Hospital Virgen de la Arrixaca, además de equipos de investigación del Hospital Vall d´Hebron, Hospital Clínic de Barcelona y la Universidad de California San Diego.

Clínicamente el SAF se caracteriza por diversas alteraciones, tanto físicas como del crecimiento y del aprendizaje, que implican distorsiones faciales, microcefalia, baja estatura, trastornos de visión, retraso mental y/o TDAH, entre otras.

En este estudio se ha abordado la secuenciación de un panel de 74 genes que intervienen en la N-glicosilación en 25 pacientes de SAF y en 20 controles sanos, todos ellos con exposición prenatal al alcohol.

Según detalla María Eugenia de la Morena, investigadora postdoctoral del Centro Regional de Hemodonación (CRH) en la U765 CIBERER y primera firmante del artículo, “hemos visto la correlación de la carga genética con el fenotipo clínico en los SAF, especialmente en un paciente con manifestaciones clínicas muy graves en el que se han identificado las variantes genéticas más patogénicas. Sin embargo en el grupo control, a pesar de la similar ingesta de alcohol de las madres embarazadas, no desarrollan el SAF porque no tienen esas alteraciones genéticas”.

Un hallazgo revelador que confirma el papel de la combinación genes/alcohol para desarrollar el SAF lo aportó una familia con varios hermanos que presentaban las mismas variantes genéticas. Sin embargo, solo aparece el SAF en los hijos gestados cuando la madre abusó del alcohol.

El trabajo confirma resultados previos de la U765 CIBERER publicados en Journal of Thrombosis and Haemostasis en 2016 sobre el efecto patogénico de diferentes alteraciones en genes implicados en la ruta de la N-glicosilación de las proteínas y su relación con la exposición al alcohol. La interacción genética y medioambiental provoca el mismo efecto aunque transitorio que dos mutaciones en estos genes, situación que se produce en una enfermedad rara: los síndromes congénitos de glicoproteínas deficientes en carbohidratos (CDG). En estos estudios se sugiere que si esta combinación se produce durante el embarazo se favorecía el desarrollo de SAF, pero si se produce durante la edad adulta se incrementaría el riesgo de desarrollar trombosis.

Artículo de referencia:

Genetic predisposition to fetal alcohol syndrome: association with congenital disorders of N-glycosylation. María E de la Morena-Barrio, María J Ballesta-Martínez, Raquel López-Gálvez, Ana I Antón, Vanessa López-González, Laia Martínez-Ribot, José Padilla, Antonia Miñano, Oscar García-Algar, Miguel Del Campo, Javier Corral, Encarna Guillén-Navarro and Vicente Vicente. Pediatric Research. doi:10.1038/pr.2017.201