Investigan la existencia de un núcleo de virus común en la boca humana

Andrés Moya (izquierda) y Vicente Pérez Brocal
Universidad de Valencia | lunes, 16 de julio de 2018

El investigador Andrés Moya, jefe de grupo del CIBERESP en la Universitat de València y catedrático de Genética de esta universidad, junto a Vicente Pérez Brocal, investigador postdoctoral y miembro de su grupo, han concluido que las comunidades víricas que se alojan en la boca humana son similares, independientemente de factores geográficos, sociodemográficos o hábitos de salud oral. El estudio, publicado en la revista 'PLoS ONE', ha descubierto virus de los que todavía se desconoce la función que desempeñan, o las repercusiones que pueden causar en el cuerpo humano.

Se trata de un proyecto pionero, que no suele realizarse en España debido a su complejidad, ya que incluye muestras individuales de 72 personas de la Comunitat Valenciana, y que abre camino en la investigación de los virus que alberga la boca humana. Los resultados del proyecto en que han trabajado los también investigadores de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) han sido comparados con estudios similares, lo que es la base en la que se apoyan los investigadores para determinar la posible existencia de una comunidad vírica “universal” en la boca de la mayoría de los seres humanos.

“La conclusión que obtenemos es que la presencia de virus en la boca de los seres humanos es algo común, y que no solo va ligada a la manifestación de enfermedades”, aseguran Andrés Moya y Vicente Pérez, autores del proyecto. El estudio, llevado a cabo por la Unidad Mixta de Investigación de la Universitat de València y FISABIO también desvela similitudes en las poblaciones de virus bucales de los valencianos. 

“La investigación ha descubierto virus de los que todavía se desconoce la función que desempeñan, o las repercusiones que pueden causar en el cuerpo humano. Conocer estas funciones y repercusiones significaría un paso fundamental para comprender el papel que ejercen estos virus en la salud, así como la responsabilidad de los humanos como portadores y/o transmisores de los mismos”, a juicio de los investigadores.

Otro aspecto destacable de la investigación, publicada en el artículo The analysis of the oral DNA virome reveals which viruses are widespread and rare among healthy young adults in Valencia (Spain), es la amplitud del número de muestras empleadas. En el proyecto han participado 72 personas, de las cuales 38 son mujeres y 34 hombres, con edades entre 18 y 25 años y hábitos de vida saludables.

“El análisis de comunidades víricas requiere un trabajo de una complejidad mayor que el de las bacterias propias de la boca u otros hábitats. Además, para llevar a cabo la investigación se ha utilizado una metodología bioinformática analítica diseñada, casi en su totalidad, por este grupo de investigadores”, destacan Moya y Pérez Brocal. “Pese a ser preliminar y descriptivo, el proyecto es un punto de partida para investigaciones más profundas, aunque los resultados obtenidos no se apliquen de forma inmediata”, según los expertos.

Artículo de referencia:

Pérez-Brocal V, Moya A (2018) The analysis of the oral DNA virome reveals which viruses are widespread and rare among healthy young adults in Valencia (Spain). PLoS ONE 13(2): e0191867. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0191867

Ciberesp