La Fundación ECO y el CIBER-BBN destinan 50.000 euros a proyectos de investigación oncológica

Fundación ECO/CIBER-BBN | lunes, 14 de abril de 2014

Con el objetivo de canalizar ayudas que permitan fomentar la I+D+i en Oncología, la Fundación ECO (Excelencia y Calidad de la Oncología) y el CIBER-BBN, han dado a conocer la resolución de la primera convocatoria de los proyectos conjuntos convocados con este fin. Un total de 50.000 euros que financiarán trabajos orientados a potenciar la investigación traslacional, es decir aquella que persigue la transferencia de conocimientos entre el laboratorio y la práctica clínica diaria. Un impulso al trabajo multidisciplinar en equipo, que fomentará la interacción entre oncólogos clínicos e investigadores más básicos o tecnológicos, para así intentar llevar los resultados de la investigación mejor y más rápido a la asistencia sanitaria del paciente con cáncer. Según el doctor Antonio Antón, patrono de la Fundación ECO y coordinador de esta iniciativa, “la transferencia de estas nuevas herramientas, nacidas generalmente en los centros de investigación básica, a la práctica clínica diaria puede permitirnos mejorar los diagnósticos, detectar tumores de una manera más temprana e incluso prescribir un tratamiento más eficaz y menos agresivo”.

Investigación de vanguardia

Así, los proyectos que han sido seleccionados se centran en tres áreas de gran interés para el futuro de la oncología: los biomarcadores y las nuevas tecnologías de imagen, para mejora diagnóstica, y las nanopartículas, para mejora de los tratamientos oncológicos. El jurado, compuesto por representantes del CIBER-BBN, la Fundación ECO, SEOM, Aseica y Nanomed Spain, ha valorado positivamente en los proyectos seleccionados su viabilidad, proyección científica, las novedades que pretenden aportar y la posibilidad de que los resultados se transfieran, bien a la práctica clínica o al mercado, a través de productos sanitarios de aplicación en enfermedades relacionadas con el cáncer.

Entre los proyectos premiados se encuentra: Smart4nb, que estudia nanopartículas inteligentes para terapia avanzada en neuroblastoma  de gran incidencia en pediatría; el proyecto Nanovit, que investiga el papel de nanopartículas que incorporan vitamina E, en el tratamiento de cáncer de cabeza y cuello; Nano-Car-Thyroid-Therapy, que plantea el uso de   nanopartículas para el suministro de diferentes moléculas inhibidoras del proceso cancerígeno  de tiroides; Exolung, que ofrece nuevos métodos para el aislamiento y la caracterización diagnóstica en suero de pacientes con cáncer de pulmón, Mirmament, que trabaja en la cuantificación de microARN en la sangre para predecir cáncer de mama metastásico; y Nanopetstem, centrado en el uso de nanopartículas de oro transportadas mediante células madre a los tejidos dañados, para destruir tejido enfermo de forma controlada con la luz de un láser aplicado desde el exterior.

En estos proyectos se encuentran colaborando grupos de gran prestigio tanto de investigación básica como clínicos de oncología médica pertenecientes a centros hospitalarios como el Hospital Universitario de Getafe y el Hospital Universitario Niño Jesús en Madrid, el Hospital Sant Pau y el Hospital Clínic en Barcelona, el Hospital Miguel Servet en Zaragoza y el Hospital General Universitario de Valencia.

María Vallet, investigadora principal del proyecto Smart4nb, que ha recibido la mayor puntuación por parte del jurado, explica el desarrollo de su proyecto, cuyo objetivo es estudiar una nueva terapia para combatir el neuroblastoma, un tipo de tumor infantil muy agresivo. “Pretendemos producir un nanosistema inteligente capaz de transportar diferentes agentes antitumorales de forma selectiva hacia la zona tumoral y liberarlos en respuesta a un estímulo externo. Una vez allí, la aplicación de un campo magnético provocará la liberación de los agentes terapéuticos que causará la destrucción de las células enfermas. La ventaja principal de esta aproximación está en la mayor selectividad de la terapia, mayor control sobre la dosis administrada y la reducción de efectos secundarios”, señala Vallet. Este proyecto se desarrolla conjuntamente con el Hospital Niño Jesús en Madrid siendo el doctor Manuel Ramírez Orellana, uno de los miembros del grupo de investigadores.

Desde el CIBER-BBN, el director científico Pablo Laguna afirma que “la colaboración entre clínicos e investigadores básicos puede y debe favorecer que nuevas estrategias terapéuticas o diagnósticas lleguen antes, y en mayor número, a la clínica, como resultado de tener desde el inicio de los desarrollos a todos los implicados en el proceso de trasferencia. Esperamos que de estos proyectos salgan ideas y resultados relevantes que en un tiempo lo más corto posible puedan pasar a ayudar en el tratamiento habitual de los pacientes oncológicos”. Para ello, tal y como concluye el Dr. Antón, “es especialmente relevante la implicación del sector privado a la hora de financiar la investigación. Debemos pensar en el futuro y, en el caso del cáncer, pasa en gran medida por lograr nuevos avances que surgirán en los laboratorios”.

Sobre Fundación ECO                        

Fundación ECO es una plataforma de expertos formada por los jefes de oncología de los principales hospitales españoles. Está orientada a conseguir la excelencia y la calidad en la Oncología, buscando y desarrollando soluciones y herramientas que permitan conseguir este fin. Así, esta red de expertos, fomenta la calidad en tres ámbitos: asistencia al paciente, tanto recibida como percibida, formación especializada e impulso de la investigación.