Lanzan la campaña de concienciación #MiraTusFotos para dar a conocer la acromegalia y fomentar su diagnóstico precoz

CIBERER | lunes, 27 de noviembre de 2017

La Asociación Española de Afectados por Acromegalia ha lanzado la campaña #MiraTusFotos de concienciación sobre esta enfermedad rara. Dos pacientes explican en primera persona a través de un vídeo muy personal en qué consiste la enfermedad y cómo la viven diariamente. Se trata de una pieza directa y sin ornamentos en el que los protagonistas ayudan al espectador a entender la patología y a detectar algunos de sus síntomas.

La pieza culmina con la constatación de que los pacientes, Yésika y Gabriel, no quieren vivir limitados por la enfermedad, por lo que anuncian que superarán un reto físico con el conocido empresario y triatleta Josef Ajram, quien además será un portavoz de excepción de este desafío a través de sus cuentas en redes sociales, en las que tiene más de un millón de seguidores.

Con el objetivo de revertir el retraso en el diagnóstico y promover un diagnóstico precoz, la campaña #MiraTusFotos da a conocer en qué consiste la enfermedad y detalla de forma clara sus síntomas, para que tanto el público general como los profesionales sanitarios avancen en su diagnóstico.

Eugenia Resmini, investigadora de la U747 CIBERER en el Hospital Sant Pau de Barcelona, ha colaborado intensamente con esta campaña que está patrocinada por la compañía farmacéutica Novartis.

La acromegalia se manifiesta con cambios físicos progresivos en la fisionomía y en el cuerpo del paciente. Síntomas como el crecimiento de la nariz, la mandíbula inferior, la lengua, la laringe, las manos y los pies deben alertarnos, así como la separación de las piezas dentarias. La acromegalia también puede causar dolor articular y malestar porque provoca el crecimiento inusual de órganos internos.

La detección precoz es fundamental para reducir los efectos de la patología, que en caso de no diagnosticarse puede ser mortal. El diagnóstico permite normalizar la concentración en sangre de la hormona del crecimiento y controlar la enfermedad, lo que además mejora la calidad de vida del paciente.