Nace en Sevilla el tercer bebé que permitirá salvar a su hermano de una grave enfermedad hematológica

CIBERER | miércoles, 18 de octubre de 2017

La U702 CIBERER que lidera el Dr. Guillermo Antiñolo en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha conseguido que nazca en este centro el tercer bebé de Andalucía libre de una enfermedad genética hereditaria y compatible 100% desde el punto de vista inmunológico con su hermano, en este último caso afectado por el síndrome de Shwachman-Diamond.

La niña nació el pasado 11 de octubre en este hospital y tiene un perfil de histocompatibilidad (HLA) idéntico al de su hermano, lo que la convierte en la donante idónea, al tener el mismo tipo de grupo sanguíneo y el mismo sistema de defensas, lo que reduce al mínimo las posibilidades de rechazo del trasplante. La sangre del cordón umbilical de la recién nacida quedará almacenada hasta que pueda requerirse para un trasplante de progenitores hematopoyéticos para su hermano.

Según la evidencia científica disponible en estos momentos, un trasplante de sangre de cordón umbilical de estas características es la mejor opción terapéutica para este niño afectado por el síndrome Shwachman-Diamond, una grave y rara enfermedad hematológica. Sólo hay un precedente descrito en la bibliografía científica internacional, por lo que si el trasplante se realiza con éxito, sería el segundo caso en el mundo en el que un paciente afectado por este síndrome se cura con un trasplante de cordón umbilical de un hermano HLA compatible tras la aplicación del diagnóstico genético preimplantatorio.

La U702 CIBERER, pionera

En 2008 ya fueron el Hospital Virgen del Rocío y los profesionales de su Unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal, a su vez U702 CIBERER, los que protagonizaron un hito en España con el nacimiento de Javier, el primer bebé libre de enfermedad genética y HLA idéntico nacido en la sanidad pública. Hoy, su hermano Andrés es un niño curado gracias al trasplante de sangre de cordón umbilical que recibió de su hermano. En 2012, nacía Estrella, que también curó a su hermano Antonio. El tercer nacimiento en el hospital sevillano convierte a la U702 CIBERER en la que mejores resultados tiene en la aplicación del diagnóstico genético preimplantatorio con fines terapéuticos en España, una experiencia que se ha plasmado ya con diferentes artículos científicos en revistas de impacto a nivel internacional.

Andalucía fue la primera Comunidad Autónoma en incorporar el diagnóstico genético preimplantatorio a la sanidad pública en España en 2005, en una apuesta por acercar los tratamientos más vanguardistas y avanzados para un grupo de familias que querían tener hijos pero que corrían el riesgo de transmitirles graves enfermedades.

Este procedimiento consiste en la realización de un análisis genético a preembriones obtenidos por técnicas de fecundación in vitro antes de ser transferidos al útero de la madre, lo que permite seleccionar aquellos libres de la carga genética asociada a determinadas enfermedades.

La aprobación en 2006 de la Ley de Reproducción Humana Asistida abrió paso a usar el diagnóstico genético preimplantatorio con fines terapéuticos, es decir, para que el nacimiento de un bebé libre de enfermedad hereditaria pudiera salvar a un hermano enfermo. El procedimiento es mucho más complejo y las posibilidades de éxito se reducen, ya que tiene que garantizarse mediante complejas técnicas de análisis genético molecular que el preembrión es compatible 100% para un futuro trasplante. De lo contrario, el trasplante no podría llevarse a cabo.

Hasta ahora, la U702 CIBERER ya ha conseguido 72 nacimientos de niños y niñas libres de enfermedades que portaban sus padres. Y hay otros ocho embarazos en curso actualmente.