Obesidad desde la guardería

CIBEROBN | viernes, 21 de febrero de 2014
  • El Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) insta a los pediatras a combatir el exceso de peso en niños menores de 5 años para evitar que lleguen a ser obesos cuando sean mayores.
  • The New England Journal of Medicine acaba de publicar un estudio sobre la incidencia de la obesidad en los niños de primaria de Estados Unidos en el que se concluyó que los escolares que tenían sobrepeso con 5 años eran cuatro veces más propensos a ser obesos cuando cumplieran 14 años que los que empezaron la guardería con un peso acorde a su edad.
  • En España, el 19% de los niños son obesos frente al 16% de los estadounidenses, lo que hace que se sitúe entre los países con mayores tasas de obesidad infantil del mundo.  
  • Desde el CIBERobn se recuerda que para  combatir la obesidad infantil es importante encauzar correctamente la relación del bebé con la comida durante los tres primeros años de vida porque es cuando se perfila su conducta alimentaria.

Madrid, 21 de febrero de 2014.- El Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, hace un llamamiento a los pediatras para concienciarles de la necesidad de combatir el exceso de peso en niños menores de  cinco años para rebajar sus posibilidades de que lleguen a convertirse en obesos en un futuro. Todo ello a raíz de la publicación de un artículo reciente en la prestigiosa revista científica The New England Journal of Medicine en el que se alerta de la proliferación de la obesidad entre los menores estadounidenses que empiezan en los jardines de infancia.  

“Hoy en día disponemos de numerosa documentación científica sobre la obesidad en la pubertad, pero hace faltan datos sobre su incidencia antes de la adolescencia para poder entender los factores que están provocando su aparición en los primeros años de vida de los niños”, explica el Dr. Felipe F. Casanueva, director científico del CIBERobn y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

Aulas con kilos de más

Para poder evaluar esta incidencia, la Universidad de Emory, en Atlanta, realizó un estudio con una muestra de 7.738 participantes de 5-6 años que estaban en jardines de infancia durante los años 1998-1999 en Estados Unidos. Una cohorte de especial interés porque los niños que participaron en la investigación estaban en edad de crecer en los años 90 y década del 2000 cuando la obesidad se convirtió en un importante problema de salud.

Se midió su peso y altura hasta en siete ocasiones desde 1998 a 2007, descubriendo que la tasa de obesidad aumentó más rápidamente en los dos primeros cursos, pasando del 13 a casi el 19%, que entre quinto y octavo curso donde el aumento no fue significativo.

El estudio reveló además que alrededor del 32% de los niños que tenían sobrepeso cuando entraron en la guardería se convirtieron en obesos a los 14 años, frente al 8% de los niños que empezaron con peso normal. De ello se desprendió que los niños que presentaron sobrepeso a los cinco años de edad eran cuatro veces más propensos a ser obesos a los 14 años que los que empezaron la guardería con un peso saludable.

No podemos empezar a atajar el problema de la obesidad infantil en la adolescencia, es importante empezar en años preescolares para que el impacto sea mayor”, afirma el Dr. Casanueva a tenor de las conclusiones del estudio.

Cifras alarmantes

Pero la obesidad infantil no es sólo un problema en Estados Unidos, sino que en España, a pesar de la adherencia a la Dieta Mediterránea, las tasas de sobrepeso rondan el 20%, superando ampliamente las del país americano. “El 19% de los niños españoles son obesos, frente al 16% de los niños estadounidenses. Un porcentaje que triplica al de hace 30 años”, declara el Dr. Casanueva.

En comparación con el resto de países de Europa, España presenta también una de las cifras más altas, siguiendo así la tendencia de otros países con problemas históricos de obesidad y sobrepeso como Reino Unido. Y las expectativas futuras no son mucho mejores tal y como recoge el informe FAROS en el que se afirma que en el año 2015 habrá en Europa 15 millones de niños y adolescentes obesos.

Moldear la conducta alimentaria del bebé, clave para prevenir la obesidad

El Dr. Casanueva recuerda que es en los tres primeros años de vida cuando se perfila la conducta alimentaria de un niño. De ahí que sea importante asegurar un entorno emocional adecuado que permita encauzar correctamente la relación del bebé con la comida, evitando cualquier posible problema de sobrepeso.

“Para conseguir que un bebé llegue a los cinco años con un peso normal es necesario modelar su conducta alimentaria cuando desarrolla sus preferencia de sabores, cuando autorregula la ingesta de alimentos y cuando recibe pautas sobre alimentación y actividad física de su familia y entorno”, concluye el director científico del CIBERobn y presidente de la SEEDO.