Televisión, juventud y sedentarismo

Diario de Cádiz | sábado, 12 de abril de 2014

En España, la prevalencia de obesidad y exceso de peso en los adultos mayores de 18 años es del 17% y del 53,7% respectivamente, según según los datos más recientes de la última Encuesta de Salud de 2011-2012. Asimismo, estudios recientes realizados en diferentes colectivos universitarios españoles confirman esta tendencia creciente en la población adulta joven, con una prevalencia de exceso de peso en torno al 18% a 21%. Desde el punto de vista de la Salud Pública es importante constatar las vías para incidir en los factores que conducen a esa encrucijada epidemiológica. Lo importante es ver menos horas de televisión y hacer más ejercicio. Esa es la conclusión de un estudio elaborado por el Departamento de Salud Pública, Historia de la Ciencia y Ginecología, Universidad Miguel Hernández, San Juan de Alicante, e integrado en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP).

"En este estudio con población universitaria joven se ha observado que un mayor tiempo dedicado a ver la televisión y una menor actividad física pueden estar asociados con un mayor riesgo de exceso de peso y un Índice de Masa Corporal alto", explican los investigadores en su trabajo, que recoge el último número de Gaceta Sanitaria.

Puesto que las conductas sedentarias como las estudiadas son muy prevalentes y pueden tener efecto en la población joven, incluso con una baja prevalencia de sobrepeso y obesidad, "se justificaría el desarrollo de programas y estrategias de intervención dirigidas a disminuir o cambiar las conductas sedentarias y su futuro impacto negativo en etapas posteriores de la vida". El número de horas de televisión al día se asoció significativamente a un mayor riesgo de exceso de peso; ver más de dos horas al día se asoció a un mayor riesgo respecto a verla una hora o menos al día. La actividad física se asoció de manera inversa con el riesgo de exceso de peso.

Asimismo, el estudio no se encontró asociación entre las horas de sueño y el exceso de peso. Según el mismo equipo reconoce, este estudio presenta algunas limitaciones, como que la población fuera de universitarios de ciencias de la salud y que la participación fuera voluntaria. Esto podría reducir la representatividad y el interés de los resultados, pero no la validez de las asociaciones encontradas que alcanzaron significación estadística.

La asociación positiva entre horas de televisión y riesgo de exceso de peso encontrada en el presente estudio es similar a la hallada en estudios transversales y de cohortes previos. Las causas del exceso de peso son multifactoriales, ya que intervienen factores tanto genéticos como ambientales, incluidos los factores dietéticos y los estilos de vida tales como la actividad física y el sedentarismo.

En este sentido, han sido muchos los estudios observacionales y transversales en niños y adultos que han mostrado una relación entre los comportamientos sedentarios, como un mayor número de horas de televisión y un menor número de horas dedicadas al ejercicio físico, y el incremento del riesgo de exceso de peso y de obesidad, así como con la ganancia de peso. La disminución del gasto calórico que conlleva la reducción de la actividad física es probablemente uno de los factores que más contribuyen a la epidemia mundial de sobrepeso y obesidad.