Una comparación de modelos animales y humanos permite explicar la similitud del cuadro clínico de los pacientes con MLC

Alejandro Barrallo y Raúl Estévez, investigadores de CIBERER
CIBER | jueves, 22 de mayo de 2014

Un tipo de leucodistrofia, enfermedades hereditarias neurodegenerativas de la mielina, conocida como leucoencefalopatía megalencefálica (MLC) está causada por mutaciones en los genes MLC1 y GLIALCAM. No existe ningún tratamiento para los afectados con esta enfermedad y el conocimiento de la fisiopatología es todavía muy escaso. Todos los pacientes afectos con mutaciones recesivas en MLC1 y GLIALCAM presentan el mismo cuadro clínico.

Sin embargo, se conoce que GlialCAM regula a 2 proteínas, MLC1 y el canal de cloruro ClC-2, con lo que la falta de GlialCAM debería producir un fenotipo más severo que la falta de MLC1. Para entender esta contradicción, una investigación dirigida por los doctores Raúl Estévez y Alejandro Barrallo (U750 CIBERER-Universidad de Barcelona) en la que ha colaborado la U730 que lidera la doctora Virginia Nunes (CIBERER-Universidad de Barcelona-IDIBELL) ha comparado modelos KO de MLC1 en peces cebra y ratones con una biopsia cerebral de un paciente con MLC.

En el trabajo, que se publica en Human Molecular Genetics, los autores establecen que la falta de MLC1 conduce a la deslocalización de GlialCAM de manera dependiente de la actividad neuronal en todos los modelos estudiados. Así, el estudio de peces cebra KO para MLC1 ha permitido explicar un fenotipo de la enfermedad humana. Gracias al bajo coste y la facilidad de manipulación genética en el pez cebra, futuros estudios en este modelo y otros ayudaran a entender la relación molecular que existe entre las proteínas involucradas en la fisiopatología de la MLC.

Más información

DOI: 10.1093/hmg/ddu231