Una nueva inmunoterapia combinada podría mejorar el tratamiento del cáncer de pulmón

El equipo del CIBERONC de vías Respiratorias del CIMA que ha llevado a cabo el estudio
viernes, 28 de julio de 2017

Investigadores del grupo del CIMA de la Universidad de Navarra, dentro del programa de Tumores de vías Respiratorias del CIBERONC, demuestran que el bloqueo combinado de las proteínas C5a y PD-1 inhibe el crecimiento del tumor y previene las metástasis en modelos animales.

Los científicos han desarrollado una técnica de inmunoterapia que mejora sustancialmente el tratamiento del cáncer de pulmón en animales. Los resultados se han publicado en la revista Cancer Discovery, una publicación de referencia en el ámbito de la investigación en oncología.

La inmunoterapia, basada en estimular al sistema inmunitario para que reconozca y destruya las células tumorales, ha emergido como una potente herramienta para el tratamiento del cáncer de pulmón, principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo. Los anticuerpos monoclonales contra PD-1 (receptor implicado en la supresión de la actividad antitumoral de las células del sistema inmune) ya han sido aprobados por la Agencia Americana de Regulación del Medicamento (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para pacientes con el cáncer de pulmón más frecuente (el cáncer de pulmón de células no pequeñas metastásicas). “Sin embargo, esta inhibición no es capaz de revertir todos los mecanismos de resistencia y un alto porcentaje de pacientes (en torno al 70-80%)no responde adecuadamente a este tratamiento. Por ello, es fundamental buscar terapias combinadas que bloqueen más de una vía inmunomoduladora, para mejorar la eficacia antitumoral de los tratamientos individuales anti-PD-1”, explica el Dr. Rubén Pío,  autor senior del estudio.

El objetivo del trabajo realizado se centra en superar la resistencia tumoral a la inmunoterapia del cáncer. Se sabe que la proteína C5a favorece la progresión del cáncer de pulmón mediante el reclutamiento de células inmunosupresoras que contribuyen a la inhibición de la respuesta inmune antitumoral. En este contexto, señala el Dr. Daniel Ajona, investigador del CIMA y primer autor del trabajo, “nos planteamos la posibilidad de que la inhibición de este proteína podría revertir este ambiente inmunosupresor, potenciando la eficacia de los tratamientos anti-PD-1 clínicamente aprobados. En nuestro laboratorio hemos administrado una combinación de fármacos anti-PD-1 y anti-C5a en diversos modelos preclínicos de cáncer de pulmón y hemos comprobado que esta estrategia reduce significativamente el crecimiento de los tumores de pulmón y su metástasis a hueso. La relevancia de nuestro estudio es que propone un novedoso abordaje terapéutico para pacientes con este tipo de tumor”.

Este estudio se ha realizado gracias a la financiación de la Fundación para la Investigación Médica Aplicada, el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBERONC), la Red Temática de Investigación Cooperativa en Cáncer, el Fondo de Investigación Sanitaria-Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), la Comisión Europea, la Obra Social “la Caixa” y la Fundación Caja Navarra.

Ciberonc