Visualizan las metástasis del melanoma antes de que ocurran e identifican nuevas dianas para su tratamiento

Células de melanoma metastásico (rojo) en vasos linfáticos en pulmón (verde)./ CNIO
Hospital 12 de Octubre | CNIO | viernes, 1 de septiembre de 2017

Profesionales de los servicios de Anatomía Patológica y Dermatología del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12 han participado en una investigación sobre metástasis del melanoma dirigida por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). En el estudio se ha analizado la expresión de la proteína MIDKINE en lesiones benignas -lunares- y melanomas en distintos estadios de desarrollo en pacientes reales y se ha conseguido demostrar que aquellos que tienen altos niveles de esta proteína en los ganglios linfáticos tienen peor pronóstico.

David Lora, investigador en el grupo del CIBERESP que lidera Agustín Gómez de la Cámara en el Hospital 12 de Octubre, es uno de los coautores del estudio en el que ha participado también el Clinic de Barcelona y el Mount Sinai Icahn School of Medicine de Nueva York.

Los resultados, publicados en la prestigiosa revista Nature, confirman que MIDKINE es un inductor sistémico de neolinfangiogénesis con capacidad de preparar el tejido sano para recibir las células metastásicas de melanoma y por lo tanto es un posible biomarcador de agresividad en este tipo de cáncer.

Los investigadores han analizado en el laboratorio muestras de aproximadamente 60 pacientes. Los resultados han confirmado de forma efectiva que el incremento de esta proteína en los ganglios linfáticos está relacionado con un peor pronóstico de los afectados.

Antes del estudio en pacientes reales, el CNIO probó su investigación en modelos de ratón modificados genéticamente para que emitieran luz –bioluminiscencia– cuando había activación de los vasos linfáticos, ya que está comprobado que la generación de estos vasos es uno de los primeros pasos en la diseminación del melanoma.

El descubrimiento pone de manifiesto que esta proteína es clave en el desarrollo

de metástasis en melanoma. Por tanto, abre nuevas líneas de investigación e identificación de dianas terapéuticas futuras, ya que si se consigue inhibir esta proteína puede llegar a bloquearse la metástasis y por lo tanto su diseminación.

El melanoma cutáneo es el tipo de cáncer de piel más agresivo y con mayor número de mutaciones descritas. Los especialistas del Hospital insisten en la necesidad de prevención –fundamentalmente mediante protección solar– y detección precoz, puesto que tumores con grosor incluso menor de un milímetro podrían diseminarse y dañar otros órganos.

Artículo de referencia:

Whole-body imaging of lymphovascular niches identifies pre-metastatic roles of midkine. David Olmeda, Daniela Cerezo-Wallis, Erica Riveiro-Falkenbach, Paula C. Pennacchi, Marta Contreras-Alcalde, Nuria Ibarz, Metehan Cifdaloz, Xavier Catena, Tonantzin G. Calvo, Estela Cañón, Direna Alonso, Javier Suarez, Lisa Osterloh, Chandrani Monda, Julie Di Martino, Osvaldo Graña, Francisca Mulero, Diego Megías, Marta Cañamero, David Lora, Inés Martinez-Corral, J. Javier Bravo Cordero, Javier Muñoz, Susana Puig, Pablo Ortiz-Romero, José L Rodriguez-Peralto, Sagrario Ortega, María S. Soengas. Nature 2017. DOI: 10.1038/nature22977

 

Ciberesp