Desarrollan una aplicación informática que personaliza la información al paciente con tratamiento Yodo-13

Imagen: Hospital de la Princesa. Carlos Prieto, jefe de Radiofísica y Protección Radiológica testando la aplicación
Hospital de la Princesa | miércoles, 19 de febrero de 2020

Investigadores del CIBER-BBN en la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con el Hospital Universitario de La Princesa, han desarrollado la aplicación Lambda Care, que permite a los especialistas del Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica personalizar las instrucciones que reciben los pacientes tratados con Yodo-131.

Dicha aplicación ha constituido el Trabajo de Fin de Grado de Patricia Gómez Valiente, recién graduada en Ingeniería Biomédica, tutorizada por José M. Iniesta Chamorro (UPM) y la especialista de dicho Servicio, Paula García Castañón. El trabajo también ha sido presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Española de Ingeniería Biomédica.

La terapia con Yodo-131 que se utiliza en el tratamiento de hipertiroidismo y cáncer del tiroides, tiene como objetivo la anulación total o parcial de la función de la glándula tiroidea del paciente. La radiación que emite dicho radioisótopo puede alcanzar a las personas que se encuentran en su entorno, siendo especialmente importante proteger a grupos sensibles como son los niños y las mujeres embarazadas. Por tanto, en los días posteriores al tratamiento, los pacientes deben limitar su interacción con otras personas del entorno y mantener unas restricciones de convivencia durante un número determinado de días hasta que se reduzca la cantidad de Yodo-131 en el organismo del paciente.

En este sentido, la herramienta desarrollada  en el Hospital Universitario de La Princesa y que puede ser ejecutada en una tablet o un ordenador, genera las instrucciones personalizadas para el paciente a partir de los datos que introduce el especialista sobre el tratamiento administrado (actividad de yodo) y datos personales del paciente, que incluyen preguntas sobre su entorno: con quién vive diariamente (niños o embarazadas) o su situación laboral ya que no es lo mismo si trabaja sólo a si lo hace en grupo o con niños.

Dichos datos son utilizados por la aplicación para obtener, mediante cálculos matemáticos (foro SEPR/SEFM/CSN), el número de días durante los cuales el paciente debe adoptar las instrucciones pertinentes. Cada registro es guardado de manera digital y estructurada en bases de datos, lo que permite que el profesional también pueda realizar búsquedas desde la aplicación para estudios posteriores.

La aplicación también genera de forma automática la hoja de instrucciones que se entrega al paciente y la hoja del tratamiento a archivar por el Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica evitando, por tanto, posibles errores de cálculo o errores de legibilidad asociados a su cumplimentación de forma manual. De esta manera, las hojas de instrucciones se pueden imprimir en el acto para entregar al paciente o podría enviarse por correo electrónico, disminuyendo el impacto en el medio ambiente.

En el momento actual, la aplicación está en fase de validación clínica, permitiendo así que los profesionales sanitarios se beneficien del empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y con ello sumarse a la tendencia actual de personalizar la medicina, repercutiendo no solo en la salud del paciente sino también en las personas que le rodean.

El Real Decreto 601/2019, sobre justificación y optimización del uso de las radiaciones ionizantes establece en su artículo 8 que se “proporcionará al paciente o a su representante información escrita sobre los riesgos de las radiaciones ionizantes para las personas que puedan estar en contacto con el paciente como consecuencia de su proximidad a este, y las adecuadas instrucciones, también por escrito, con objeto de restringir las dosis de estas personas, hasta donde sea razonablemente posible”. Esta información e instrucciones, elaboradas por el profesional sanitario habilitado en colaboración con el especialista en Radiofísica Hospitalaria o por la sociedad científica correspondiente, deberán constar en el programa de garantía de calidad y se deberán entregar antes de abandonar el centro sanitario. La aplicación responde plenamente a este requerimiento legal para los tratamientos con el radioisótopo Yodo-131, empleado en casos de hipertiroidismo y el cáncer de tiroides.

Ciberbbn