Día Mundial contra la Hepatitis: claves para mejorar la lucha contra la enfermedad

Grupo del CIBEREHD liderado por Xavier Forns
ISCIII | viernes, 26 de julio de 2019

El domingo 28 de julio se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis, una jornada que sirve para recordar los logros alcanzados en los últimos años contra esta enfermedad, y los retos pendientes para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento. El día conmemorativo se eligió por ser la fecha de nacimiento de Baruch Blumberg, descubridor de la vacuna contra la hepatitis B y ganador del Premio Nobel de Medicina en 1976.

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) se suma a la difusión de este día recordando el trabajo de investigación en hepatitis que realiza el CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) y destacando algunas de las claves en la lucha contra la enfermedad.

La hepatitis vírica está causada principalmente por cinco virus: los virus de las hepatitis A, B, C, D y E.

  • La hepatitis A, de curso autolimitado y prevenible por vacunación, se transmite principalmente por la ingestión de alimentos o bebidas contaminados y por ciertas prácticas sexuales.
  • La hepatitis B, que puede cronificarse y para la que también existe vacuna, se transmite por vía parenteral (mediante transfusiones de sangre no controladas, inyecciones con instrumental médico contaminado o por consumo de drogas inyectables), por vía sexual y por transmisión materno fetal.
  • La hepatitis C, que frecuentemente cronifica y no tiene vacuna pero sí nuevas terapias muy efectivas, se transmite por vía parenteral.
  • La hepatitis D o Delta, la más grave y desconocida, aparece sólo en algunas personas infectadas por el virus de la hepatitis B.
  • Y la hepatitis E, cuyos genotipos 1 y 2 se transmiten de forma similar al virus de la hepatitis A mientras que el genotipo 3 constituye una zoonosis y se transmite por el consumo de carne contaminada (fundamentalmente de origen porcino).

La investigación del CIBEREHD

Xavier Forns, coordinador del Programa de Investigación en epidemiología, prevención y tratamiento de la infección por virus de la hepatitis del CIBEREHD del ISCIII, explica que parte del trabajo del centro está encaminado en avanzar hacia la erradicación de la hepatitis C: “Los mayores retos ahora son la detección de casos ocultos y dar con el mejor cribado, punto que supone la principal discusión entre expertos”.

El CIBEREHD, que colaboró activamente en la elaboración del Plan estratégico nacional para el abordaje de la hepatitis C del Ministerio de Sanidad, considera que España “está haciendo bien los deberes, con un gran ambiente de colaboración, por lo que podría pensarse en una erradicación de la hepatitis C entre 2025 y 2030”.

El CIBEREHD dirigido por Jordi Bruix investiga en torno a todos los tipos de hepatitis. Forns recuerda que, en hepatitis A, “hay una vacuna efectiva”, y advierte del repunte de casos entre el colectivo homosexual: “Debemos fomentar la prevención y la vacunación, y analizar las cepas circulantes por Europa”. Con respecto a la hepatitis B, habla de “importantes cambios en su manejo” en los últimos años, y explica que se está investigando “en qué pacientes con evolución positiva de la enfermedad puede ser posible parar el tratamiento”. En el caso de la hepatitis E, cita el siguiente objetivo: “Identificar la prevalencia real en colectivos inmunosuprimidos”.

Forns habla de presente y futuro en el marco del Día Mundial contra la Hepatitis de este domingo: “Hay mucho trabajo por hacer en todas las hepatitis. Tras el boom de la estrategia y los tratamientos en hepatitis C, pronto habrá importantes cambios terapéuticos en hepatitis B”, augura.

Ciberehd