El CIBER recibe tres ayudas del Fondo COVID-19

Coronavirus SARS-CoV-2 (en naranja) invadiendo una célula (en verde), imagen por microscopía electrónica obtenida de muestras de un pacientes con COVID-19 (créditos: NIAID-NIH).
CIBER | miércoles, 20 de mayo de 2020

El CIBER ha recibido tres ayudas del Fondo COVID-19 concedidas por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) para apoyar tres proyectos de investigación que mejorarán el abordaje clínico del COVID-19. Los mismos estarán orientados al estudio de factores de riesgo y pronóstico de pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos españolas y a la búsqueda de determinantes genómicos de riesgo en COVID-19.

Estos estudios -que han obtenido ayudas de cerca de 2.5 mill de euros- han sido presentados en el marco de la convocatoria del ISCIII de solicitud urgente de expresiones de interés para la financiación extraordinaria de proyectos de investigación sobre SARS-COV-2 y COVID-19.  Las ayudas están dirigidas a impulsar propuestas "que permitan una implementación y puesta en marcha inmediata en el Sistema Nacional de Salud, con resultados concretos, tempranos y aplicables a la situación actual de urgencia generada por el impacto de esta pandemia”, según recoge la convocatoria del ISCIII.

  • Factores de riesgo y pronóstico de pacientes infectados por COVID- 19 en las UCI españolas

El estudio, liderado por el investigador Antoni Torres, jefe de grupo del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) en el Hospital Clínico de Barcelona, determinará los factores de riesgo y pronóstico de los pacientes infectados por COVID- 19 que ingresan en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) españolas desde que se inició la pandemia en España hasta que esta finalice.

También realizará elseguimiento de los pacientes desde el alta de la UCI y el alta hospitalaria hasta los seis meses, para determinar la mortalidad al año del alta de los pacientes COVID-19 que sobrevivan después del ingreso en la UCI. Igualmente, realizarán un estudio epigenético, así como un estudio en plasma de biomarcadores de enriquecimiento predictivo para ayudar a individualizar el tratamiento en base a las vías biológicas alteradas en cada paciente. 

Anteriores estudios epidemiológicos publicados desde China, Europa y Estados Unidos reportan que hasta el 30% de los pacientes ingresados por COVID-19 en el hospital requieren ingreso en UCI. La causa de este ingreso es en casi todos ellos insuficiencia respiratoria muy grave y alrededor de un 80% presentan un síndrome de distrés respiratorio agudo grave (SDRA) que requiere ventilación artificial.

Asimismo, la mortalidad (entre 20% y 60%) se concentra en los pacientes ingresados en la UCI y muy especialmente en aquellos que requieren ventilación mecánica y tienen SDRA. No obstante, no se conocen con exactitud los factores de riesgo y pronóstico de los pacientes que requieren ventilación mecánica con o sin SDRA y tampoco la efectividad de los diferentes tratamientos empleados que se han administrado. Asimismo, se desconocen totalmente las consecuencias respiratorias, cardiovasculares y la calidad de vida de los enfermos ingresados en UCI que sobreviven.

CIBERES contará para este proyecto con el aval científico de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), así como la participación de las UCI españolas. “Creemos que esta es una oportunidad única para llevar a cabo un estudio en España desde CIBERES destinado a conocer los factores de riesgo y pronóstico del episodio agudo en pacientes con COVID-19 que requiere ingreso en UCI” ha subrayado el Dr. Torres.

 

  • Búsqueda de determinantes genómicos de riesgo en COVID-19

La diferencia en la respuesta individual de las personas infectadas por SARS-CoV-2 que han recibido tratamiento puede deberse en parte a la variabilidad genética. Un proyecto liderado por investigadores del CIBER en el área de Enfermedades Raras (CIBERER) buscará determinantes genéticos y biomarcadores genómicos de riesgo de sufrir una infección más grave para contribuir así a la mejora en el manejo clínico de estos pacientes y ayudar en las decisiones terapéuticas. Los resultados de este estudio también servirán para poder identificar potenciales dianas terapéuticas que ayuden a desarrollar tratamientos innovadores.

En este proyecto, liderado por Ángel Carracedo, investigador del CIBERER y director de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica y del grupo de Medicina Xenómica de la Universidad de Santiago de Compostela, y Pablo Lapunzina, investigador del Instituto de Genética Médica y Molecular (INGEMM) del Hospital La Paz de Madrid y director científico del CIBERER, se realizará un estudio de asociación de genoma completo de 8000 pacientes con infección por SARS-CoV-2 y un análisis de secuenciación de genoma completo en una selección de 300 de estos pacientes.

El objetivo es buscar determinantes genéticos que puedan predisponer a infección grave e incluso muerte en personas aparentemente sin riesgos asociados y también entre las que sí que tienen factores de riesgo como la edad (ser mayores de 70 años), comorbilidades (hipertensión, diabetes, obesidad, mialgias o miocarditis), factores hematológicos o el sexo (la mortalidad es mayor entre los hombres). Se estudiará además si existen causas genéticas que predispongan a una mayor gravedad de la enfermedad en diferentes poblaciones (por ejemplo, de mayor mortalidad de los europeos que de los asiáticos).

En el proyecto participarán miembros de hospitales y grupos de investigación de varias ciudades de España (Santiago de Compostela, Vigo, Santander, Madrid, Bilbao, Valladolid, Soria, Burgos, León, Lugo, Coruña, Segovia, Granada, Barcelona, Sevilla, Lleida y Tenerife) y de diversos países de Latinoamérica y Europa (Argentina, Uruguay, Brasil, México, Colombia y Reino Unido).ACE2 soluble como medicamento anti-COVID-19.

  • ACE2 soluble como medicamento anti-COVID-19

El virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, se introduce en las células humanas gracias a un enzima denominado ACE2, muy abundante en las células pulmonares. Este enzima, que juega un papel crítico en el control de la presión arterial, se localiza en las membranas exteriores de las células. El virus utiliza una proteína que tiene en sus espículas o púas exteriores (la proteína S) como llave para unirse a la proteína ACE2 e introducirse en la célula.

El estudio, liderado por Alberto Marina y Vicente Rubio, investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER) en el Instituto de Biomedicina de Valencia del CSIC (IBV-CSIC), “busca diseñar variantes de la proteína ACE2 inactivas, solubles y con gran afinidad por SARS-CoV-2 que administradas en grandes cantidades a los pacientes actúen como señuelo inhibiendo la entrada del coronavirus a la célula sin producir ningún otro tipo de efecto biológico” han asegurado los investigadores.

Partiendo del conocimiento de la estructura tridimensional de ACE2 en complejo con la proteína S del SARS-CoV-2, el equipo de investigación diseñará variantes de la forma soluble de ACE2 con gran avidez por SARS-CoV-2 y por lo tanto con capacidad mejorada de bloqueo. Asimismo, el proyecto pretende que las variantes del enzima diseñadas sean catalíticamente inactivas y tengan una elevada estabilidad para evitar efectos secundarios en los niveles de tensión arterial de los pacientes tratados con ACE2. De este modo esperan poder fabricar un superseñuelo que desvíe al virus de su interacción con la célula, por su abundancia, por su gran afinidad por el virus, por su estabilidad y por no estar ligado a membrana, evitando así que el virus infecte.

En paralelo se estudiará la capacidad de unión de SARS-CoV-2 a las diferentes variantes de la proteína ACE2 presentes en la población mundial. Estos estudios podrían arrojar luz sobre la diferente susceptibilidad a la infección observada entre individuos.

En el proyecto participarán todos los miembros del grupo del CIBERER que lidera Alberto Marina, entre los que se incluye José Luis Llácer, Clara Marco y Nadine Gougeard. Además, colaborarán estrechamente los grupos de ingeniería de proteínas del IBV-CSIC liderados por Jerónimo Bravo y José Luis LLácer, así como, para los estudios celulares de entrada del virus, el Grupo de Virología Médica de la Universitat de València dirigido por Jesús Rodríguez.

Otras ayudas del fondo COVID-19