Cristina Calvo, Jéssica González y Vicky Serra ponen la ciencia al servicio de la humanidad

CIBER | viernes, 11 de noviembre de 2022

Llegamos a nuestro último “Conversaciones con Científicas” de este año de la mano de Cristina Calvo, Jéssica González y Vicky Serra y lo hacemos en el contexto de la Semana de la Ciencia y La Paz, porque “la ciencia -como apuntan nuestras investigadoras - es pacifista por naturaleza y todo lo tenemos que poner al servicio de la humanidad”, “siendo rigurosos y transparentes con lo que hacemos”. Y porque en definitiva “nosotros lo que queremos en la investigación y la sanidad es buscar el bienestar e igualdad de los pacientes” tal como las investigadoras expresan como de una sola voz se tratase.

¿Y quiénes son nuestras invitadas? Cristina Calvo es jefa de grupo en el área de Enfermedades Infecciosas (CIBERINFEC) y trabaja en el Servicio de Infecciosas y Pediatría del Hospital La Paz de Madrid. Jéssica González es neumóloga del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida e investigadora del área de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) -perteneciente al grupo de Ferrán Barbé-. Y Vicky Serra además de investigadora del área de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) es socióloga en la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS).

Aunque las 3 trabajan en áreas científicas distintas del CIBER, las 3 han investigado en COVID-19 de una u otra forma. Así, desde La Paz, hospital de referencia en pediatría durante la pandemia, Cristina Calvo estuvo al frente de la asistencia clínica del niño y estableció protocolos de actuación y tratamiento, pero su labor no quedó ahí, porque aún ahora está implicada en el estudio postcovid en niños. Por su parte, Jéssica González también tuvo que remangarse en cuanto llegó la primera ola de la pandemia y dejar por un momento su investigación en EPOC, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias, para enfrentarse -con el poco conocimiento que había entonces- a establecer protocolos asistenciales en el paciente adulto. Para Vicky Serra, en cambio, su careo con la COVID-19 llegó para consensuar el concepto de COVID persistente, encargo que realizó el Ministerio de Sanidad al de Ciencia a través del CIBER.

Remontándonos a cuándo sintieron su vocación, Cristina y Jéssica recuerdan que “la medicina siempre estuvo ahí”. Jéssica nos contó cómo "desde niña ya jugaba con vendas, jeringas y fonendos de mentira" y Cristina nos comentó cómo, aunque la medicina estaba presente, la vocación de investigadora llegó más tarde, pero que cuando llega es algo que "engancha". Vicky, en cambio, inicialmente su sueño era ser periodista, aunque terminó siendo una gran socióloga y se vinculó a la investigación a través de un proyecto de tesis durante su doctorado. Para ella, “cada proyecto es un logro” y lo vive con pasión, en la misma línea que Cristina cada vez que se enfrenta a un nuevo ensayo clínico “y consigues que una enfermedad que no tenía tratamiento la tenga”. Está pasión dentro de la sanidad e investigación no es menos para Jéssica, quién admite que nunca podrá olvidar que "intenté luchar en la primera línea cuando llegó el primer paciente con COVID en el hospital".

Todas ellas señalan que el CIBER les permite colaborar y que "trabajar en red nos ayuda de una u otra forma espectacular y marca la diferencia". Y aunque celebramos la Semana de La Ciencia y La Paz las investigadoras admiten en su día a día ser “guerreras” o al menos “luchadoras” -como prefiere matizar Cristina-  "para ser una mujer trabajadora e investigadora hay que ser luchadora o sino no avanzas", sin olvidar como dice Vicky "la generosidad y la paz".