Describen los cambios en la población de cepas de S.pneumoniae causantes de enfermedad invasiva durante los últimos 25 años

Grupo del CIBERES perteneciente al Hospital Universitario de Bellvitge coordinado por Carmen Ardanuy
CIBER | lunes, 21 de diciembre de 2020

Una investigación liderada por Carmen Ardanuy, investigadora del CIBERES y del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario de Bellvitge, describe los cambios que han tenido lugar en la población de cepas de S.pneumoniae causantes de enfermedad invasiva durante los últimos 25 años. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista Journal of Antimicrobial Chemotherapy y ha sido posible gracias a la colaboración de investigadores del Servicio de Enfermedades Infecciosas del HUB, CIBERES y del Centro Nacional de Microbiología (CNM-Madrid).

El neumococo (S.pneumoniae) es el principal responsable de infecciones graves como la neumonía y la meningitis así como otras menos severas como la otitis media. En los últimos años, la introducción de las vacunas neumocócicas conjugadas en los niños ha causado una disminución de las enfermedades debidas a neumococo. Esta disminución se ha observado tanto en los niños, la población objetivo de la vacuna, como en los adultos debido a la protección de grupo. A pesar de ello, la aparición y expansión de clones de S.pneumoniae portadores de cápsulas no incluidas en la vacuna puede limitar su eficacia.

En el trabajo se incluye dos momentos clave para el estudio de  la evolución de la enfermedad neumocócica invasiva como son la introducción de las vacunas conjugadas de 7 y 13 serotipos en los años 2001 y 2010, respectivamente. El estudio describe los cambios en la incidencia de la enfermedad neumocócica invasiva, la evolución de los clones responsables de la multirresistencia y las características clínicas de los pacientes durante los últimos 25 años. Los resultados muestran que las vacunas conjugadas neumocócicas han tenido un efecto beneficioso sobretodo en la disminución de la incidencia de cepas multirresistentes mientras que la incidencia de cepas sensibles se ha mantenido estable. Esto conlleva un descenso general de las tasas de resistencia a la mayoría de antimicrobianos. El trabajo también evalúa las tasas  de cobertura de dos vacunas que actualmente en desarrollo (PCV15 y PCV20) y concluye que casi la mitad de las cepas multiresistentes actuales expresan serotipos no incluidos en estas vacunas por lo que su eficacia con respecto a la resistencia antibiótica puede ser limitada.

Por último, el estudio también analiza las características clínicas de los pacientes con cepas multirresistentes concluyendo que, a pesar de no ser un factor independiente asociado a mortalidad, este tipo de cepas aparecen sobretodo en pacientes con peor pronóstico (edad avanzada, más comorbilidades, adquisición nosocomial y antibioterapia previa) lo que conlleva una mayor mortalidad.

Referencia del artículo científico:

A historical perspective of MDR invasive pneumococcal disease in Spanish adults.

J Antimicrob Chemother 2020 Nov 30;dkaa465.