Reclaman una integración de las personas con trastornos mentales "sin estigmas ni etiquetas"

De izq. a dcha: Celso Arango, Raquel Rebollo, Julio Bobes y Nel Anxelu González, durante el "Foro Social: La enfermedad mental en el siglo XXI"
jueves, 24 de septiembre de 2015

Investigadores, pacientes y representantes del movimiento asociativo participaron en el Foro Social sobre la Enfermedad Mental en el siglo XXI, coordinado por el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, ayer por la tarde en el Centro ABANCA Obra Social de Santiago de Compostela. Este Foro Social se enmarca en las Jornadas precongreso del Congreso Nacional de Psiquatría que se celebra en esta ciudad gallega desde hoy hasta el sábado 26.

El doctor Julio Bobes, catedrático de Psiquiatría en la Universidad de Oviedo, ha coordinado este foro en el que han participado Nel Anxelu González, vicepresidente de la Confederación Salud Mental España, el doctor Celso Arango, director científico del CIBERSAM, y la comunicadora Raquel Rebollo.

Inclusión social sin estigmas ni etiquetas

"Uno de los retos del siglo XXI en materia de salud mental es situar a la persona con trastorno mental en el centro de la atención social y sanitaria, apoyar su recuperación y fomentar su autonomía e integración laboral y social", ha reclamado Nel Anxelu González durante su intervención en este Foro Social.

Desde su punto de vista, la atención a las personas con trastorno mental grave será adecuada únicamente si se entiende desde el ámbito comunitario. "La participación de las personas con trastorno mental en su propio proceso de recuperación y en la vida en comunidad es imprescindible para garantizar su bienestar, su empoderamiento y su inclusión social sin estigmas y etiquetas que la obstaculicen", ha resaltado.

Importancia de investigar en salud mental

El doctor Celso Arango considera importante que familiares, asociaciones e investigadores en salud mental confluyan para reclamar unidos más fondos para la investigación, "especialmente en los trastornos más graves". "Es fundamental que todos tomemos conciencia de la importancia de la investigación y que Bruselas escuche una voz única", ha reclamado el doctor Arango.

En su intervención, el doctor Arango ha revisado cómo las investigaciones que se llevan a cabo en salud mental repercuten en una mejor calidad de vida de los ciudadanos. "La psiquiatría actual es más humana, personalizada y basada en pruebas -ha explicado- que la que teníamos hace unas décadas. La comprensión a través de la investigación del órgano en el que residen los afectos, emociones, valores, y donde se originan los síntomas que definen los trastornos psiquiátricos ha hecho posible que se pierda parte del estigma que ha habido siempre, y lamentablemente sigue existiendo, hacia las personas con trastornos psiquiátricos. Los tratamientos psicoterapéuticos, psicosociales o farmacológicos han abierto una ventana terapéutica inexistente hasta hace unos años".

"Existe la errónea percepción de que es menos rentable invertir en investigación en salud mental que en otras disciplinas médicas", añade el doctor Arango.

Estrategia común de promoción de la salud mental

Raquel Rebollo, comunicadora y responsable de la Plataforma Mamá ponte guapa, ha relatado su experiencia personal con un ataque agudo de estrés que le diagnosticaron hace poco más de un año y que ha derivado en una depresión mayor aguda "con severa ansiedad y grave trastorno motor".

Rebollo ha explicado que no están cubiertas todas las necesidades suyas y de su familia "a pesar de la excelente labor del equipo de profesionales que me lleva". Esta comunicadora ha enumerado algunas de las carencias con las que se encuentra: "saber, por ejemplo, cómo afecta el día a día a nuestras hijas, cómo manejar una crisis violenta, dónde conseguir más información, cómo promover en el seno de mi familia la salud mental o cómo afrontar la lucha contra el estigma".

"Abogo por una actuación conjunta entre pacientes, profesionales, administración e industria para que establezcamos una estrategia de promoción de la salud mental con la que poner los pilares sólidos del tratamiento de estas enfermedades. Si se consigue, podremos luchar de forma más natural contra el estigma y contra la gran epidemia a ojos de la OMS que es la depresión", ha reclamado Raquel Rebollo.