Identifican una vía para evitar la resistencia al principal tratamiento de uno de los cánceres de mama más agresivos

Joan Albanell, principal autor del estudio
Hospital del Mar | jueves, 12 de agosto de 2021

Un estudio liderado por médicos/as e investigadores/as del Hospital del Mar y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y del CIBER de Oncología (CIBERONC), ha demostrado el papel de una proteína, la Neuregulina, en la generación de resistencia al tratamiento más habitual en el cáncer de mama HER2 positivo, uno de los más agresivos. El trabajo, que publica la revista Clinical Cancer Research, y en el cual han colaborado los destacados investigadores italianos Luca Gianni, de la Fondazione Gianni Bonnadonna, y Giampaolo Bianchini, del IRCCS Ospedale San Raffaele, ha identificado que, en las pacientes con altos niveles de esta proteína, el nivel de éxito con el anticuerpo monoclonal Trastuzumab, el medicamento de primera línea, cae. Por el contrario, si se combina con otro anticuerpo monoclonal, el Pertuzumab, se revierte la situación y se recuperan los niveles de respuesta patológica completa.

El trabajo ha analizado datos in vitro y ha confirmado sus resultados con muestras de tumores de pacientes participantes en un estudio anterior, NeoSphera. Los resultados muestran que en aquellos casos con niveles altos de Neuregulina, el abordaje solo con Trastuzumab no obtiene la remisión completa de las células tumorales, al generarse resistencia al tratamiento. Pero si se añade un segundo medicamento, el Pertuzumab, los resultados cambian. “En los tumores con más alta expresión de Neuregulina del estudio NeoSphera, cuando se trataban con Trastuzumab y quimioterapia, no se alcanzaban respuestas completas patológicas, en cambio, cuando se trataban con Pertuzumab, Trastuzumab y quimioterapia, sí que se conseguían respuestas completas patológicas. Dado que este estudio es un estudio aleatorio prospectivo, el valor de esta confirmación es muy alto y valida los resultados obtenidos en el laboratorio”, ha explicado Joan Albanell, autor principal del estudio, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar,  director del Programa de Investigación en Cáncer del IMIM-Hospital del Mar y jefe de grupo del CIBERONC.

 

Una proteína poco estudiada

La Neuregulina es una proteína que se une a uno de los receptores presentes en las células tumorales, el HER3. Esta unión se combina con otro receptor, el HER2, formando una pareja que es la que tiene más capacidad de proliferación y de invasión tumoral dentro de las posibles vías de activación del cáncer de mama HER2 positivo. Este tipo de tumor representa entre el 15-20% de los cánceres de mama y, en casi la mitad de los casos, no se consigue una respuesta patológica completa.

Ahora, por primera vez, se ha podido establecer la correlación entre los altos niveles de esta proteína, presentes en el 13,2% de los tumores analizados, y el descenso en el éxito del tratamiento con Trastuzumab, así como el papel del Pertuzumab para revertir esta situación. El estudio servirá para “optimizar qué pacientes se pueden beneficiar del Pertuzumab, estadificar mejores cuáles necesitan el doble bloqueo con Trastuzumab y Pertuzumab, y maximizar el beneficio”, así como “para seguir investigando la Neuregulina en otros escenarios clínicos, en los cuales el beneficio del Pertuzumab es limitado. Se necesita comprobar qué poblaciones se benefician más y validar también su papel para seleccionar aquellas pacientes que puedan obtener un beneficio más grande del Pertuzumab en el ámbito postoperatorio, como tratamiento neoadyuvante en casos de metástasis”, ha apuntado el Dr. Albanell.

A su vez, el trabajo ha identificado los fibroblastos, células de tejido conectivo presentes en los tejidos, como origen de la Neuregulina, hecho que confirma la importancia del microambiente tumoral, su entorno, en la proliferación de las células cancerosas. Un campo, el del estudio de terapias dirigidas contra estas células, en el cual el IMIM-Hospital del Mar, ya ha participado en diversos estudios clínicos.

“La identificación de la neuregulina como un biomarcador que determine el tratamiento más adecuado para tratar un tipo de cáncer de mama, permitirá un tratamiento más personalizado y eficaz. Se trata de un tipo de hallazgo que representa a la perfección el tipo de investigación que queremos potenciar en el Hospital del Mar-IMIM", apunta Joaquín Arribas, firmante del trabajo-, director del IMIM y jefe de grupo del CIBERONC.

Referencia del artículo

Preclinical and Clinical Characterization of Fibroblast-derived Neuregulin-1 on
Trastuzumab and Pertuzumab Activity in HER2-positive Breast Cancer.
Clin Cancer Res.
Published online
August 12, 2021. doi: 10.1158/1078-0432.CCR-20-2915

 

Ciberonc