Las alteraciones genéticas relacionadas con el TDAH se vinculan también con déficits en la memoria infantil

Josh Applegate on Unsplash
ISGlobal | viernes, 25 de septiembre de 2020

Las variantes genéticas que aumentan el riesgo de desarrollar trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) podrían contribuir a empeorar la memoria de trabajo en niñas y niños. Es la conclusión principal de un estudio liderado por investigadoras del CIBERESP y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”, y cuyos resultados se han publicado recientemente en la revista Psychological Medicine.

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que surge durante la niñez. Más allá de la falta de atención y la hiperactividad, entre los síntomas que caracterizan esta afección se encuentran ciertas dificultades cognitivas, como un mal rendimiento de la memoria de trabajo. “La memoria de trabajo es una capacidad crucial no solo para almacenar información reciente, sino para procesarla correctamente”, comenta Silvia Alemany, coordinadora del estudio e investigadora de ISGlobal y del CIBERESP. “Con este trabajo queríamos comprobar si las variantes genéticas vinculadas con el TDAH también se expresan en funciones cognitivas como la memoria y la atención, durante la infancia”.

Para llevar a cabo la investigación, el equipo ha contado con los datos de 1.667 niños y niñas sanos de entre siete y diez años que participan en BREATHE, un proyecto dirigido a estudiar el impacto de la contaminación ambiental sobre el desarrollo cognitivo infantil. Durante un año, las y los expertos analizaron el rendimiento de la memoria de trabajo y la atención de la población de muestra, a la par que evaluaron el riesgo poligénico a desarrollar TDAH.

De acuerdo con los resultados del estudio, a mayor susceptibilidad genética al TDAH, más bajo rendimiento en la memoria de trabajo. “Observamos que la susceptibilidad genética vinculada al TDAH se manifiesta en un peor rendimiento en la memoria de trabajo en niños y niñas que, en su mayoría, no manifiestan síntomas de este trastorno”, asegura Sofia Aguilar-Lacasaña, primera autora del estudio e investigadora de ISGlobal. “Sin embargo, las variantes genéticas relacionadas con el TDAH no parecen afectar a la trayectoria cognitiva evaluada durante un año, los niños y niñas mejoraron sus puntuaciones al cabo del año independientemente de su susceptibilidad genética al TDAH, aunque aquellos niños con una alta susceptibilidad, mostraron peores puntuaciones de inicio”, añade Aguilar-Lacasaña.

Una relación más marcada en niños que en niñas

“Curiosamente, al estratificar por sexo, observamos que los efectos de tener más riesgo de desarrollar TDAH sobre el rendimiento de la memoria de trabajo son más marcados en niños que en niñas”, destaca Aguilar. Si bien es cierto que el TDAH afecta más al sexo masculino, una posible explicación para estos hallazgos se refiere a que la susceptibilidad genética al TDAH podría operar mediante mecanismos diferentes entre niños y niñas.

Este es el primer estudio que examina la asociación entre el riesgo poligénico de TDAH y el desarrollo cognitivo durante un año. “Nuestros hallazgos amplían los conocimientos sobre el origen genético de la capacidad de memoria de trabajo y sugieren que las variantes de riesgo genético para el TDAH pueden contribuir a un menor rendimiento de esta”, concluye Alemany.

Artículo de referencia

Aguilar-Lacasaña, S., Vilor-Tejedor, N., Jansen, P., López-Vicente, M., Bustamante, M., Burgaleta, M.,  Alemany, S. (2020). Polygenic risk for ADHD and ASD and their relation with cognitive measures in school children. Psychological Medicine, 1-9. doi:10.1017/S0033291720003189

Ciberesp