Los residentes en provincias del interior presentaron riesgo de COVID-19 tres veces mayor que los de las provincias de la costa

Photo by Stéphane Bernard on Unsplash
CIBER | lunes, 31 de mayo de 2021

Las condiciones climáticas y ambientales han jugado un papel muy importante en la transmisión de la COVID-19. Un estudio liderado por investigadores del CIBERESP en el Instituto de Salud Pública de Navarra- IdiSNA ha encontrado una fuerte asociación de la altitud, de bajas temperaturas y de baja humedad con mayor riesgo de contagios. En el trabajo, que se ha publicado en Environmental Research and Public Health, se analizó la asociación entre condiciones ambientales y climáticas sobre la probabilidad de infección por SARS-CoV-2. 

“La mayor humedad absoluta ambiental, una mayor temperatura y la proximidad al mar se asocian a una menor transmisión del coronavirus. Así los residentes en provincias del interior presentaron un riesgo de COVID-19 tres veces mayor durante la primera onda pandémica, que los residentes en provincias de la costa” apunta Jesús Castilla, jefe de grupo del CIBERESP y primer firmante del artículo.

Los investigadores estiman que las regiones con condiciones más adversas han de hacer un esfuerzo mayor para conseguir un mismo control de la pandemia. Además, los residentes en provincias cuya capital está situada por encima de 215 metros sobre el nivel del mar presentaron un riesgo de infección tres veces mayor que los que residen en provincias con menor altitud.

“La altitud sobre el nivel del mar es el parámetro que resume mejor el efecto de todos estos factores medioambientales, de forma que este parámetro, por si solo, explica casi la mitad de las importantes diferencias geográficas en la prevalencia de anticuerpos frente a la COVID-19, diferencias que se detectaron en la encuesta nacional de seroprevalencia realizada tras la primera onda pandémica” explica Marcela Guevara, última firmante del artículo.

“A diferencia de otros países europeos, España es un país muy montañoso y presenta una amplia diversidad climática entre provincias, lo que explica que unas se hayan visto mucho más afectadas que otras a lo largo de la pandemia, independientemente de las intervenciones preventivas realizadas” concluyen los investigadores. 

Artículo de referencia

Castilla, J.; Fresán, U.; Trobajo-Sanmartín, C.; Guevara, M. Altitude and SARS-CoV-2 Infection in the First Pandemic Wave in Spain. Int. J. Environ. Res. Public Health 2021, 18, 2578. https://doi.org/10.3390/ijerph18052578

Ciberesp