Un alto consumo de alimentos ultraprocesados acelera el envejecimiento celular al acortar los telómeros

Lucía Alonso (izquierda) y Amelia Martí
CIBER | viernes, 15 de mayo de 2020

Investigadores del CIBEROBN, adscritos a la Universidad de Navarra, han constatado en su último trabajo que un alto consumo de alimentos ultraprocesados acelera el envejecimiento celular al acortar los telómeros, que son los fragmentos finales de los cromosomas. 

La catedrática de la Universidad de Navarra y miembro del CIBEROBN Amelia Martí, directora del trabajo publicado, ha centrado su investigación en examinar la influencia de la dieta en la integridad del material genético o ADN, particularmente en “los telómeros” (marcadores de edad celular que reflejan el envejecimiento) que pueden acortarse bien por el envejecimiento propio de la edad o por otras causas como una alimentación inadecuada.

En el trabajo que acaba de publicarse en la revista más prestigiosa a nivel mundial en el ámbito de la Nutrición, American Journal of Clinical Nutrition, la primera firmante del artículo, farmacéutica y becaria predoctoral de la Fundación La Caixa, Lucia Alonso, afirma que "se demuestra la existencia de una asociación entre un alto consumo de alimentos ultraprocesados y el riesgo de poseer telómeros más cortos".

Cohorte SUN

El estudio que representa una colaboración interdisciplinar en Nutrición de las Facultades de Farmacia y Medicina de la Universidad de Navarra, se ha realizado en un amplio grupo de participantes mayores de 55 años seguidos a largo plazo en la cohorte "Seguimiento Universidad de Navarra" (SUN). Se realizó en colaboración con los catedráticos de Medicina Preventiva Miguel A. Martínez-González y Maira Bes Rastrollo, también miembros del CIBEROBN.

Los ultraprocesados son productos alimentarios que no contienen un alimento entero o identificable, sino largas listas de aditivos, habitualmente con cinco o más ingredientes, como aromatizantes, colorantes, emulsionantes, conservantes y otros. Ultraprocesados son, por ejemplo, las bebidas carbonatadas y refrescos, las carnes procesadas (salchichas, hamburguesas), la bollería industrial, los batidos y postres lácteos, muchos de los cereales azucarados de desayuno o las pizzas de fabricación industrial.

El hallazgo más importante y novedoso fue que un alto consumo de esos alimentos ultraprocesados (más de tres raciones al día), deteriora los telómeros y acelera su acortamiento. Estos resultados confirman a nivel molecular los de grandes estudios previos realizados en España, Francia y EE.UU. que encontraron recientemente mayor mortalidad prematura asociada a un alto consumo de alimentos ultraprocesados. Es preciso señalar, no obstante, que el objetivo del estudio de los telómeros en relación con el envejecimiento no pretende la búsqueda de la inmortalidad, si no que busca prolongar aquello que tanto preocupa, una vida saludable que no solo llene de años la vida, sino que llene de vida los años.

Artículo de referencia:

Ultra-processed food consumption and the risk of short telomeres in an elderly population of the Seguimiento Universidad de Navarra (SUN) Project. Alonso-Pedrero L, Ojeda-Rodríguez A, Martínez-González MA, Zalba G, Bes-Rastrollo M, Marti A.Am J Clin Nutr. 2020 DOI: 10.1093/ajcn/nqaa075

Ciberobn