El perfil genético del paciente puede predecir la eficacia de tratamiento en esquizofrenia

Grupo de investigación del CIBERSAM de Benedicto Crespo
CIBER | lunes, 3 de diciembre de 2018

Un estudio del grupo de investigación en esquizofrenia del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, el Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL) y el CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), ha evidenciado que el perfil genético de los pacientes puede predecir la eficacia que va a tener el tratamiento antipsicótico y adaptar e individualizar las decisiones clínicas a las características de cada persona.

De acuerdo con las conclusiones de esta investigación, desarrollada en colaboración con el Zucker Hillside Hospital (Nueva York) y el consorcio internacional EUFEST, aquellos pacientes de bajo riesgo genético tienen el doble de probabilidad de responder con éxito al tratamiento que aquellos que presentan un alto riesgo genético.

Estos resultados, recientemente publicados en la revista científica 'American Journal of Psychiatry', han sido replicados en tres cohortes independientes de pacientes, indica el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

Según el Dr. Crespo, jefe de grupo del CIBERSAM y uno de los investigadores del trabajo, "tiene mucha trascendencia poder saber a priori que personas tienen pocas probabilidades de responder al tratamiento convencional en las fases iniciales de psicosis".

"Hoy en día no existen herramientas válidas para hacer esta predicción", ha precisado. En este sentido ha explicado que "el coste clínico, económico y humano de la enfermedad es muy alto, y avanzar en la optimización del tratamiento es muy valioso".

En relación con el estudio, el Dr. Crespo  ha destacado que este tipo de estudios son el reflejo del nivel de la investigación biológica en el área de las enfermedades mentales y de la trascendencia de desarrollar proyectos colaborativos que permitan avanzar la frontera del conocimiento en esta área.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad cerebral grave, que afecta al 1% de la población y en la que el componente genético juega un papel importante.

Por este motivo, la presencia de una huella genética catalogada de alto riesgo puede hacer que se multiplique por 15 la probabilidad de padecer esta enfermedad.

Actualmente, el tratamiento tanto en la fase aguda como en la de mantenimiento se centra en la administración de fármacos antipsicóticos, aunque entre el 30 y 40% de los pacientes no responden de manera satisfactoria.

Cibersam