La exposición elevada a contaminantes orgánicos persistentes en la dieta acelera el envejecimiento celular

Foto Manuel Castells: Lucia Alonso y Amelia Martí UNAV
UNAV | martes, 15 de febrero de 2022

Investigadores de la Universidad de Navarra y el área de Obesidad y Nutrición del CIBER (CIBEROBN) han comprobado que una exposición elevada a contaminantes orgánicos persistentes a través de la dieta podría acelerar el envejecimiento celular. Se trata de sustancias químicas bioacumulativas y persistentes que pueden desplazarse a grandes distancias de sus fuentes de origen, como pesticidas, compuestos y químicos industriales, o subproductos resultantes de procesos de combustión.

La investigación acaba de ser publicada en la revista Nutrients y ha puesto de manifiesto que los contaminantes conllevan un acortamiento de los telómeros, regiones de ADN no codificante que se encuentran en los extremos de los cromosomas y cuya longitud, además de indicar la esperanza de vida, indica el estado global de salud.

El estudio, dirigido por la catedrática de la Universidad de Navarra e investigadora del CIBEROBN Amelia Martí, se enmarca en una línea de investigación que examina la influencia del estilo de vida en la integridad del material genético o ADN, y forma parte de la tesis doctoral de la farmacéutica Lucia Alonso. “Sabemos que la exposición a contaminantes orgánicos persistentes a través de los alimentos puede influir en el desarrollo de enfermedades, y que la longitud de los telómeros es un marcador de la edad biológica asociado al riesgo de enfermedades crónicas y su acortamiento refleja envejecimiento”, explica Alonso.

“Nuestro objetivo fue evaluar la asociación de la exposición dietética a los contaminantes orgánicos y la longitud telomérica, para lo que analizamos a 886 voluntarios mayores de 55 años del proyecto Seguimiento Universidad de Navarra (SUN)”. El estudio se ha desarrollado en colaboración con los profesores catedráticos de Salud Pública Miguel A. Martínez-González y Maira Bes Rastrollo

De esta manera, y aunque ahora se necesitan más estudios longitudinales para confirmar el hallazgo, los investigadores desvelaron la relación entre la longitud de los telómeros y la calidad de la dieta, lo que permite conocer el impacto que algunos nutrientes, alimentos y patrones dietéticos pueden tener sobre la homeostasis telomérica y, por lo tanto, sobre la salud en general.

Artículo de referencia 

Dietary Exposure to Polychlorinated Biphenyls and Dioxins and Its Relationship to Telomere Length in Subjects Older Than 55 Years from the SUN Project. Lucia Alonso-Pedrero, Carolina Donat-Vargas, Maira Bes-Rastrollo, Ana Ojeda-Rodríguez, Guillermo Zalba, Cristina Razquin, Miguel A. Martínez-González, Amelia Marti https://doi.org/10.3390/nu14020353
Ciberobn